Home » Comercio Justo » CLAC, WFTO-LA y SPP

CLAC, WFTO-LA y SPP

CLAC y WFTO-LA, las dos redes que en julio de 2015 lanzaron esta campaña en América Latina y el Caribe, son las dos redes de productores de comercio justo miembros respectivamente del sistema Fairtrade International (FLO) y de la World Fair Trade Organization (WFTO). Estas dos organizaciones internacionales firmaron, en el año 2009, la “CARTA DE LOS PRINCIPIOS DEL COMERCIO JUSTO”.

En esta carta se reafirma la siguiente definición internacional de comercio justo:

El Comercio Justo es una relación de intercambio comercial, basada en el diálogo, la transparencia y el respeto, que busca una mayor equidad en el comercio internacional. Contribuye al desarrollo sostenible ofreciendo mejores condiciones comerciales y asegurando los derechos de los pequeños productores y trabajadores marginados, especialmente los del Sur. Las Organizaciones de Comercio Justo, apoyadas por los consumidores, están activamente comprometidas en apoyar a los productores, sensibilizar y desarrollar campañas para conseguir cambios en las reglas y prácticas del comercio internacional convencional”.

Y los siguientes principios esenciales:

Acceso al mercado de los pequeños productores

Muchos productores quedan excluidos de los mercados de gran consumo, o sólo acceden a éstos vía redes comerciales lentas e ineficientes. El Comercio Justo ayuda a los productores a darse cuenta de que las formas tradicionales de producción obtienen beneficios sociales. Promoviendo estos valores, que generalmente no se reconocen en los mercados convencionales, permite a los compradores comerciar con productores que de otra manera quedarían excluidos de esos mercados. También ayuda a reducir la cadena comercial, para que los productores reciban un precio de venta final de sus productos superior al del comercio convencional con múltiples intermediarios.

Relaciones comerciales sostenibles y equitativas

La base económica de las transacciones en las relaciones de Comercio Justo tiene en cuenta todos los costes de producción, tanto directos como indirectos, incluyendo la protección de los recursos naturales y las necesidades de inversión futuras. Las condiciones comerciales ofrecidas por los compradores de Comercio Justo permiten a los productores y a los trabajadores ganarse la vida de manera sostenible; es decir, que no sólo cubren las necesidades de bienestar económico, social y medioambiental del día a día, sino que también posibilitan mejores condiciones para el futuro. Los precios y las condiciones de pago (incluyendo anticipos donde se requieran) se determinan por la evaluación de estos factores más que sólo por referencia a las condiciones del mercado. Hay un compromiso de una relación de intercambio comercial a largo plazo que permite a ambas partes cooperar compartiendo información y planificando, y se reconoce la importancia de estos factores para asegurar unas condiciones de trabajo decentes.

Desarrollo de capacidades y empoderamiento

Las relaciones de Comercio Justo ayudan a las organizaciones de productores a entender mejor las condiciones de mercado, las tendencias y a desarrollar el conocimiento, las habilidades y los recursos para ejercer más control e influencia sobre sus vidas.

Sensibilización de los consumidores e incidencia política

Las relaciones de Comercio Justo proporcionan la base para conectar a los productores con sus consumidores y para informar a los consumidores de la necesidad de justicia social y de las oportunidades de cambio. El apoyo de los consumidores permite a las Organizaciones de Comercio Justo promover una reforma más amplia de las reglas del comercio internacional y alcanzar el objetivo final de un sistema de comercio global justo y equitativo.

El Comercio Justo como un “contrato social”

La aplicación de los principios esenciales depende de un compromiso de relación de intercambio comercial de largo plazo con los productores, basada en el diálogo, la transparencia y el respeto. Las transacciones de Comercio Justo existen dentro de un ‘contrato social’ implícito en el que los compradores (incluidos los consumidores finales) aceptan hacer más de lo que sería de esperar en el mercado convencional, como por ejemplo pagar precios justos, proporcionar prefinanciación y ofrecer apoyo para el desarrollo de capacidades. A cambio, los productores utilizan los beneficios del Comercio Justo para mejorar sus condiciones sociales y económicas, sobre todo entre los miembros más desfavorecidos de su organización. De este modo, el Comercio Justo no es caridad sino una asociación para el cambio y el desarrollo a través del comercio.

 

Entrada del SPP

En junio de 2016, se une a la campaña también la red latinoamericana del Símbolo de Pequeños Productores (SPP), la otra red continental de comercio justo. En este momento, por tanto, la campaña es promovida por CLAC, WFTO-LA y el SPP.